Chaves

Chaves
"Andar y contar es mi oficio"

jueves, 14 de mayo de 2015

Parodias

La Celestina en 30 segundos (Adrián Castillo, Pablo Martín y Gonzalo Pérez, de 3ºD)






Parodia de D. Quijote de la Mancha (Celestino García. 2ºF)


Resulta ser un nota "to" canijo que, de tanto leer libros de caballería, se le fue la perola y andaba por los campos y pueblos vestido de caballero, montado en un caballo casi más canijo que él y al que, encima, había puesto el ridículo nombre de Rocinante. Él decía llamarse Don Quijote de la Mancha aunque le acabaron llamando "El Caballero de la Triste Figura". Le acompañaba un gordo glotón, montado en un borrico, al que lo que más le gustaba era la bota de vino. Los chalaos estos solo sabían correr aventuras de todo tipo y meterse en toda clase de líos, como pelear con molinos de viento pensado que eran gigantes o liberando a presos. Además, el prota estaba loquito por los huesos de Dulcinea del Toboso, una campesina que era un orco y que él veía como una princesa. Pero claro, siempre se ha dicho que el amor es ciego...



Parodia de Superman (Óscar Borrallo, 2ºB)



Clark no era un niño normal. Tenía superpoderes por su ascendencia kriptoniana. Podía volar y tenía superfuerza, por eso era el que más ligaba en su escuela. Cuando se hizo mayor y se propuso buscar trabajo, lo admitieron en el periódico como fotógrafo. Allí conoció a una reportera que, al conocer su procedencia le facilitó información sobre una nave kriptoniana, y decidió ir a explorar.

Cuando estuvo dentro de la nave encontró una lista de la compra con la letra de su padre biológico, por lo que salió corriendo para que no le regañara por haberse escapado a la Tierra. Finalmente se encontró a su padre en la puerta de la nave. Éste, para su sorpresa, se alegró de verlo más que nada por el hecho de que no le apetecía hacer la compra que le había encargado su esposa. Tenía que ir a por Vibranium, porque lo necesitaba para construir un guantelete holográfico. Clark sabía que el distinguido Capitán América tenía un escudo fabricado con el Vibranium que necesitaba.

Cuando Clark lo visitó, el anfitrión se mostró molesto porque su escudo era el mejor espejo en el que se había mirado y no había más en la Tierra. Por eso Clark le retó a una batalla con toallas mojadas. El ganador se llevaría el escudo. Él aceptó porque no conocía el secreto de Clark. Su toalla era de Krypton y al contacto con la atmósfera se volvía más dura de lo normal. Aquella épica batalla acabó con una victoria aplastante de Clark, que desde ese momento se llamaría Superman por su proeza. Cuando llevó el trofeo a su padre le dio la enhorabuena, aunque ya no hacia falta porque habìa comprado Vibranium a un tal Ultrón.

En la nave también estaba Zod, un kryptoniano amigo de su padre al que le habían encomendado la función de conquistar la Tierra con una máquina planetaria. Superman intentó convencerle de lo contrario, porque se había enamorado de la periodista que le había guiado a su familia. Zod se negó y empezaron a pelearse hasta que Superman lo agarró por el grueso cuello que tenía hasta ahogarlo. Al final no invadieron la Tierra y fueron camino a Krypton con música a tanto volumen que se hubiera enterado incluso el deprimido Capitán América.


GLADIEITOR (Parodia de Gladiator, por Emilio Barbosa, de 2ºB)


Resultado de imagen de CARICATURA GLADIATOR

Máximo Décimo Meridio, es un soldado romano de la II guerra marcómana. Es un borracho y un mujeriego, lo que le imposibilita para su labor en el ejército. Una noche, antes de una batalla cerca de Vindobona, se bebe un barril entero de vino que había robado del deposito de la legión. Se queda dormido, y se despierta justo después de haber acabado la batalla, por lo que lo expulsan del ejército por borracho, desertor y ladrón. Al llegar a Roma, su mujer lo deja harta de su conducta, y poco después, ella conoce al recién nombrado emperador Cómodo y se casa con él.
Máximo está furioso y se quiere vengar de su mujer y del propio emperador. Para eso, incendia el templo de Baco, pero solo sale una pequeña llamita de la cortina a la que ha prendido fuego, se arrepiente de lo que ha intentado hacer e intenta apagarlo echándole agua, pero resulta que era vino y el templo arde entero.
Es detenido y mandado a galeras. Pero al año es vendido como esclavo y comprado por Próximo un ex-gladiador que vive en Grecia. Éste le entrena para ser gladiador, pero como es tan patoso al final lo deja a su suerte en el Coliseo. Allí, Máximo se apunta a la FLAG (Frente Libertad a los Gladiadores). Una facción cuyo supuesto objetivo es lograr que los gladiadores consigan la libertad. Al entrar en ella, Máximo se sorprende de la poca gente que hay en la facción, ya que no llegan a 10. En realidad es una treta que inventaron 2 o 3 gladiadores expertos que quieren la libertad como sea y hacen siempre lo mismo: le dicen a los cuatro tontos que se apuntan, que van a tirar las armas en símbolo de rebelión, y en la arena, cuando los últimos tiran las espadas, los gladiadores viejos aprovechan para matarlos.
Máximo intenta salir al Coliseo 3 veces a luchar, pero la primera vez se da con un tablón de madera que había en la puerta que daba al pasillo, la segunda vez se tropieza con una roca que había en el pasillo de salida a la arena y se cae en un pis de un león de una pelea anterior. La 3ª vez sale corriendo y se da de bruces con la reja que sale a la pista. En las 3 veces se da en la cabeza. Por fin, consigue llegar a la arena, con la misma promesa que dicen los fundadores de la FLAG. Al llegar, Máximo no tira la espada, sino que se pone a darle vueltas al coso como un loco y hacer tonterías. Se le resbala la espada y mata al otro gladiador. Antes de entrar en las dependencias para los gladiadores es vitoreado. Es expulsado de la FLAG, y parece que va a ser asesinado por los otros gladiadores, pero se ha corrido la voz del ''gladiador payaso'', así que Cómodo pide su extradición a Roma.
Días después, Cómodo y su mujer van al Coliseo a ver a Máximo. La velada transcurre de manera normal hasta la salida de Máximo, que repite su ''actuación''. El emperador, que en aquel momento estaba comiendo, al reírse, se atraganta y muere ahogado. Al acabar su actuación, su ex-mujer le pide volver a casarse a cambio de su libertad. Él acepta y le dan la libertad. Ella baja al ruedo para besarle pero, al bajar las escaleras, se tropieza, se cae, se da un golpe en la cabeza y muere. Él, ya libre, se convierte en emperador, ya que el emperador, justo antes de morir le nombró su sucesor. Pero a los tres meses de gobierno, muere envenenado por el hijo de Cómodo. Y finalmente este último se convierte en emperador.


Parodia Película Gravity (Lorena Monfort, 2ºF)


La protagonista viaja al espacio con dos astronautas. Cuando están en la nave, unos asteroides chocan contra ella y a uno de los astronautas le alcanza, matándolo.

Al intentar arreglar la nave desde fuera, a la chica se le suelta el arnés y sale volando por el espacio. Colisiona con uno de los asteroides y comienza a dar vueltas. Mareada, vomita dentro del casco lo que le impide ver dónde está, dando manotazos al aire.

El astronauta superviviente sale de la nave a rescatar a su compañera.

Ésta, como no ve nada, mueve los brazos con tan mala suerte que empuja aún más lejos al astronauta, que choca contra la nave con gran violencia. A ciegas la compañera, consigue llegar a él.

El astronauta, malherido en un brazo, se da cuenta de que el combustible de sus propulsores se les está acabando y luchan desesperadamente por llegar a una estación espacial abandonada y conseguir algún módulo que los devuelva a la Tierra. Sin embargo, cuando están en la puerta de la estación para entrar y después de que la astronauta se de cabezazos contra el marco de la misma, el compañero empuja a la chica hacia dentro de una patada. Pero, mala suerte, sale despedido hacia atrás y se pierde en el espacio.

Ya dentro de la base, la astronauta consigue quitarse el casco y limpiarlo. Recarga de combustible sus propulsores y localiza en los mapas la existencia de una nave antigua que podría funcionar.

Se coloca el casco pero el mal olor del mismo le impide darse cuenta del exterior y al salir, choca contra algo blanco...¡su compañero!. Quitándoselo de encima como puede, activa sus propulsores dirigiéndolos hacia la nave abandonada (sin darse cuenta que lleva arrastrando a su espalda a su compañero enganchado). El oxígeno del traje se agota.

Alcanza la nave, penetra en ella y al cerrar la puerta, algo se lo impide:¡la mano de su compañero!. No hay tiempo que perder así que decide cortarle la mano.

Después de varios intentos de encendido, los motores fallan. Desesperada y sin ánimos para seguir luchando, decide cerrar los ojos y consumir el poco oxígeno que le queda. De repente, algo choca contra el cristal de la nave: ¡su compañero sin mano! Aterrada y del susto, golpea el cristal y empieza a dar patadas. Una de ellas vuelve a darle al encendido y se activa el circuito eléctrico de toda la nave.
Rápidamente, gobierna los mandos y la dirige hacia la Tierra. 


Parodia de la escena de Star Wars V (El Imperio contraataca): 
"Yo soy tu padre" (Francisco Javier Cavero. 2ºB)


La lucha se traslada hasta un corredor alrededor del cual solo hay un agujero sin fondo.

Darth Vader (Admirado mientras pelea) "Impresionante... ¡Muy impresionante! Controlas tu miedo, Obi-Wan te ha instruido bien..."


Darth Vader le corta la mano derecha y cae junto con su espada por el foso.


Luke Skywalker: "Ahhhhh."


Darth Vader: "No hay escapatoria, no me obligues a destruirte. Luke todavía no te has dado cuenta de tu importancia solo has empezado a descubrir tu poder, únete a mí y yo completaré tu entrenamiento, combinando nuestras fuerzas podemos acabar con esta guerra y poner orden en la galaxia."
Luke Skywalker: (Decidido) "Jamás me uniré a ti."
Darth Vader: "Si conocieras el poder del reverso tenebroso. Obi-Wan no te dijo lo que le pasó a tu padre."
Luke Skywalker: "Me dijo lo suficiente. Dijo que tú le mataste."
Darth Vader: "No. Yo soy tu padre..."
Luke Skywalker: (Gritando) "No, ¡eso no es verdad! ¡Es imposible!."
Darth Vader: "Examina tus sentimientos, sabes que es verdad."
Luke Skywalker: (Enojado)  “Y eso de que me sirve. Yo quiero la prueba de ADN.
Darth Vader: (Confuso) “Resulta que no tengo.”
Luke Skywalker: (Eufórico) “Entonces es mentira.”
Darth Vader: “Pregunta a tu madre. Verás lo que te dice.”
Luke Skywalker: (Sarcástico)  “Si viviese.”
Darth Vader: (Aparte) “Es verdad, yo la maté. Que tiempos aquellos”
Luke Skywalker: (Horrorizado) “¿Qué hicistes que…?”
Darth Vader: (Confundido) “N..Nada.”
Luke Skywalker: “Si no tienes nada más que decirme me marcho.”
Darth Vader: “¡NO! Te irás cuando me creas.”
Luke Skywalker: “Está bien. Quítate la máscara para que pueda ver si te pareces.”
Darth Vader: “Vale.”
Se quita la máscara y Luke puede ver a  una persona calva y con cicatrices muy fea.
Luke Skywalker: (Repugnado)  “Pff, que feo.”
Al estar sin máscara Darth Vader se asfixia.
Darth Vader: “Ahhhhgggg”
Luke Skywalker: (Extrañado) “¿Te estás ahogando?”
Darth Vader: “Ahhhhgggg”
Darth Vader muere asfixiado y cae por el agujero.
Luke Skywalker: "¡Nooooooo! ¡Nooo!..."
Luke coge la espada de su padre.
Luke Skywalker: (Aparte) “Uff. Pensé que la perdía.”
Luke se marcha por donde había venido silbando alegremente la melodía de Supermán y con su nueva espada láser colgada al cinto.



Parodia de Big Fish (Víctor Bernal. 2ºF)


Es una película, en la que un viejo solitario y aburrido, cuenta historias de su vida, su hijo un periodista un poco creído y tonto, piensa desde siempre que su padre tiene un grave problema que provoca que diga cosas de su vida demasiado fantasiosas, un día vuelve a la casa de los padres, porque el padre está en las últimas, así que intenta aguantar el tiempo sin escuchar las tonterías que pueda contar, pero no puede evitarlo y decide buscar un psicólogo para contarle lo que le ocurre, hasta que en ese momento le cuentan que su padre está en el hospital muriéndose, el hijo va rápido para el hospital, hasta que lo ve, y el  le pide casi muriéndose que le cuente una historia inventada por él, para poder morirse tranquilo, el hijo acepta, y acaba asumiendo que el padre acabó muriendo como siempre quiso,  con una falsa historia.

Si te gustan los hijos tontos y visitar al psicólogo de vez en cuando para entrar en razón y/o pasar el rato, entonces te recomiendo esta película. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario