Chaves

Chaves
"Andar y contar es mi oficio"

viernes, 13 de noviembre de 2015

Microrrelatos de terror (1º C)

Este curso preparamos una actividad de microrrelatos de terror organizada por Diego Bernal, que podéis ver aquí y también con la colaboración del profe Víctor Peña, que podéis ver aquí.

De paso, nos sirvió para recordar la actividad de Creatividad Literaria Historias mínimas, de cara al Certamen de Microrrelatos del Centro y de retomar el estudio de los diferentes tipos de relatos en el tema de la Narrativa en 2º.

Sin embargo, lo más llamativo ha sido la enorma habilidad narrativa demostrada por alumnos de 1º que, después de apenas unas horas de Lectura, las correspondientes de Lengua y con una sola sesión dedicada a mostrarles microrrelatos, realizaron sus propios "mini-cuentos" de terror con tanto acierto como el que aparece a continuación:

Un niño le dice a su padre que mire en el armario, pero cuando el padre lo abre ve que dentro está metido el niño. Miró en la cama y también estaba. Preguntó: ¿Quién es el verdadero? Los dos dijeron: Yo soy el verdadero. El padre asustado cogió una pistola y disparó. ¿A quién? Se disparó así mismo de lo confuso que estaba.
(Alejandro Rico, inspirado en el vídeo mostrado en clase que aparece a continuación)


La niña corrió asustada, después de que el asesino la intentara matar. Se encontró una casa y,por casualidad, era la del asesino. Había muchos muertos y cuchillos. La niña cogió un cuchillo y mató al asesino. Pero el alma del asesino atormentó a la niña hasta el final.
Jose Manuel Garzón.

Era de noche, Sara volvía de pedir caramelos en Halloween. Llamó a la puerta y no abría nadie... Entonces decidió entrar por sí sola... Un gran error... Tras cruzar la puerta, llamó a su madre, decía: ¿Mamá? ¿Mamá? ¿Estas ahí? Ya he vuelto... Siguió caminando por la casa... No había nadie... O eso parecía... Como no encontraba a su madre, Sara pensó: Habrá salido a comprar...  o a buscar a Jaime... que todavía no ha vuelto... Sara subió a su cuarto, se tapó con unas sábanas y decidió dormirse. Nada mas echarse sobre la cama, escuchó unos pasos que venían de abajo. Sara pensó: Será mamá, ya habrá llegado... Pero se equivocaba... Cada vez escuchaban los pasos más cerca y susurros cada vez más fuertes. Decidió dormir y pensar que solo eran ilusiones, y cerró los ojos con fuerza. Se escuchó abrir la puerta, y sentía como si alguien se estuviera subiendo a su cama... Entonces abrió los ojos y... vió a alguien... no se veía con claridad...
Natalia Olmo.



Vi a un niño entrando en esa casa, si en aquella donde siempre por la noche se ve muertos y se reflejan en los espejos. Aquel niño salió ensangrentado, sin brazo, con algo raro como si fuera que no tuviese alma. Se acercó a mi y de repente, me atrapó para siempre en el mundo de los muertos. Nadie me veía, nadie me escuchaba. Me volví loco. Ya no contaba las horas ni los días, si no los milenios.   
Aarón Muñoz 


video







No hay comentarios:

Publicar un comentario